Ricardo Gil Lavedra y Julio Cobos cuestionaron el modo en que el Presidente decidió completar el máximo tribunal. "Es insostenible porque es inconstitucional", sostuvo el ex ministro de Justicia de la Alianza.
Embed
En una polémica movida el Presidente Mauricio Macri designó ayer lunes a los doctores Carlos Fernando Rosenkrantz y Horacio Daniel Rosatti como candidatos a ocupar los puestos vacantes en la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Macri se amparó en lo determinado en el Artículo 99, Inciso 19 de la Constitución Nacional, que lo faculta a "llenar vacantes de los empleos, que requieran el acuerdo del Senado, y que ocurran durante su receso, por medio de nombramientos en comisión que expirarán al fin de la próxima legislatura".

De esta manera Macri, que podría haber convocado a sesiones extraordinarias para la aprobación de sus pliegos en el Senado. Pone así en funciones a Rosenkrantz y Rosatti sin acuerdo del Senado y los nombra en comisión, para que pemanezcan en el cargo hasta el 30 de noviembre del año que viene.

En comunicación telefónica con Radio 10, el diputado de la Ciudad por la Unión Cívica Radical, Ricardo Gil Lavedra, fue categórico en opinar sobre la medida: "Desde el punto de vista de las reglas es insostenible porque es inconstitucional".

"Sinceramente me parece que es una equivocación y sienta un precedente funesto", opinó Gil Lavedra, quien al mismo tiempo quiso aclarar que él no pone en tela de juicio la aptitud de los doctores Rosenkrantz y Rosatti, sino que critica el "mecanismo" por el que son nombrados.

"Esto me parece que ha sido un error grave y que me duele mucho", compartió y en esa línea agregó que "una actitud de este tipo es un paso en falso grave", para el nuevo gobierno.

Por su parte en declaraciones radiales Julio Cobos, diputado de la Nación por Mendoza, tambien se refirió a las designaciones, que calificó de "innecesarias". "Si el Senado los rechaza, cesan sus funciones", precisó, antes de aclarar: "A lo mejor es buena la propuesta pero la forma no es adecuada".