Tras un prolongado viaje, el plantel de River Plate, reciente subcampeón del mundo, llegó finalmente este martes por la mañana a la Argentina desde Japón, en un vuelo que hizo escala en Houston, Estados Unidos.
La delegación millonaria había partido a las cinco de la mañana (hora argentina) del lunes desde el aeropuerto de Narita hacia América del Norte, donde tomaron un vuelo de United Airlines, y arribaron al aeropuerto de Ezeiza pasadas las 10 de la mañana.

No todos los jugadores que compitieron en Japón regresaron al país, ya que, por ejemplo, el volante uruguayo Carlos Sánchez viajó desde Houston a Monterrey para sumarse a Rayados, su nuevo club.

Tras su arribo, los jugadores y el cuerpo técnico comenzaron sus vacaciones, que tendrán su punto final el 10 de enero, cuando se reunirán nuevamente en el estadio Monumental.

Ese día el plantel viajará a Punta del Este, donde realizarán la parte más fuerte de la pretemporada en el complejo Solanas, al igual que este año, hasta el 22 de enero.