Así lo dispuso la jueza Valeria Pérez Casado por una deuda concursal. Ahora debe empezar a liquidarse los activos que tiene la empresa en la planta de Tristán Suárez, informó C5N. La decisión se dio mientras los trabajadores negociaban en Trabajo alguna ayuda para evitar la pérdida del empleo.
La empresa Rasic Hnos ingresó en convocatoria de acreedores en julio de 2014 con un pasivo de más de 1.500 millones de pesos. Y a pesar que después de eso recibió ayuda oficial, no logró normalizar nunca sus actividades. Hoy, están en peligro los empleos de 3200 trabajadores.

Con la quiebra decretada por la jueza Pérez Casado, ahora se deberán liquidar los activos que tiene la segunda avícola más importante del país en la planta de Tristán Suárez, informó C5N. El objetivo es mantener la actividad de la compañía y los puestos de trabajo, a partir de la venta de la firma. La decisión se dio mientras los trabajadores negociaban en Trabajo alguna ayuda para evitar la pérdida del empleo.
Cristian Villalba, delegado de Cresta Roja, habló al ingresar a la sede de la cartera laboral para mantener un encuentro con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Fue notificado por los periodistas de la quiebra y deseó "poder pasar una Navidad con tranquilidad, en paz y en armonía".
"No tenemos ninguna propuesta, no tenemos adelantado nada. Esperemos la mejor expectativa", dijo sobre el encuentro que estaba por mantener con Triaca.
Cresta Roja llegó ocupar el segundo lugar en importancia de las empresas avícolas instaladas en el país, con el 13 por ciento del mercado interno, y una plantilla de personal de más de 3.000 trabajadores, que sumados a los empleos indirectos ascienden a unos 5.000.

Los trabajadores de la firma avícola realizaron desde el año pasado distintas medidas de fuerza para reclamar el pago de los salarios atrasados y la continuidad de la empresa y de sus puestos laborales, entre ellos el cortan desde hace seis días la autopista Ricchieri.