El argentino fue elegido por la FIFA como el mejor jugador de 2015, tras superar en la terna final al portugués y a su compañero Neymar. Se confirma así como el máximo ganador del distinguido premio.
Con esta distinción, la Pulga sumó su quinto galardón que entrega la FIFA (ya había ganado en 2009, 2010, 2011 y 2012) y la prestigiosa revista francesa France Football, confirmándose como el máximo ganador del torneo.

El rosarino alcanza este premio luego de un 2015 que rozó la perfección en el que ganó cinco de los seis torneos que disputó con el Barcelona, entre ellos el Mundial de Clubes, la Champions League y la Liga española.

Además, con el Seleccionado argentino llegó a la final de la Copa América de Chile, aunque perdió ese encuentro decisivo por penales con el conjunto local.

El futbolista de 28 años disfruta también de un gran presente: en su último partido antes de esta entrega, se despachó con un hat-trick, el 33º con la camiseta de Barcelona, frente a Granada.

En la gala desarrollada en Zurich, Suiza, también fue premiado como mejor entrenador de 2015 el español Luis Enrique, DT del Barcelona, que se impuso en la terna final sobre el argentino Jorge Sampaoli (Selección de Chile) y el también español Josep Guardiola (Bayern Munich).