La décima etapa del rally tuvo como nota principal la baja del piloto español por un problema en la caja de cambios. El título quedó ahora servido para el francés Stephane Peterhansel. Los hermanos Patronelli siguen liderando en cuatriciclos.
La décima etapa del Dakar 2016 que unió hoy Belén (Catamarca) con La Rioja, dejó afuera al líder en autos Carlos Sainz (Peugeot) por un problema en la caja que no pudo ser aprovechado por su perseguidor, el qatarí Nasser Al Attiyah (MINI), tras sufrir un vuelco que lo relegó, con lo que ambos dejaron el título servido al francés Stephane Peterhansel (Peugeot).

La especial de hoy, que tenía un total de 278 kilómetros pero que una vez más fue acortada 33 kilómetros por la crecida de un río, tuvo un inicio dramático con el vuelco de Al Attiyah, quien pudo retomar la carrera aunque terminó a casi 40 minutos del ganador.

Para el español Sainz, quien al inicio había sufrido una pinchadura en su vehículo y se había salteado un Way Point, la debacle llegó a poco del final en el kilómetros 213 de la especial, cuando un problema con una pieza en la caja de cambios del Peugeot lo dejó a un costado.

Según relataron varios pilotos, entre ellos sus compañeros Peterhansel, el problema de Sainz habría sido provocado luego de que el español le pegara a una piedra tras cruzar un río.

El equipo francés insistía esta tarde en que "El Matador" aguardaba a la asistencia, aunque el entorno del piloto lo daba como abandonado.

En ese sentido el director del equipo, Bruno Famin, dijo en el campamento que la continuidad del madrileño depende de tres variables: el potencial humano (si los mecánicos llegarán a tiempo a arreglar el auto), el stock de repuestos y si vale la pena sacrificar el auto para continuar en carrera.

De una u otra, lo que está claro es que este año el piloto español no podrá repetir la hazaña de ganar el Dakar conseguida con Volkswagen en 2010.

Justamente, con el equipo alemán en 2009, Sainz abandonaba el Dakar en la etapa Fiambalá-La Rioja, aunque esa vez fue porque terminó cayendo en una grieta del recorrido.

En las nueve etapas disputadas este año (la primera se suspendió por lluvia), Sainz había cosechado cuatro segundos puestos, dos victorias de etapa, un cuarto lugar y una 14ta. posición.

Desde que corre el Dakar en 2006, sin contar el 2012 cuando no participó de la competencia, el español se llevó 28 victorias de etapa y abandonó cuatro veces.

Tras su primera victoria de este año, en la etapa Uyuni-Salta, el madrileñohabía dejado en claro que había llegado a esta edición para divertirse, aunque insistía en que con Fiambalá llegaría lo más duro y el filtro de la competencia.

Peterhansel completó la especial con un tiempo de 3h58m32s, resultado que, sumado a los infortunios ajenos, lo dejó al tope de la clasificación general con una hora de ventaja sobre el segundo, Nasser Al Attiyah.

El piloto de Peugeot, once veces ganador del Dakar, sumó su tercer triunfo y en la recta final del Dakar 2016 acaricia un nuevo título.

"Hubo que tomar riesgos en esta etapa, que no fue fácil y en la que tuvimos dos pinchaduras. Y si bien me deja tranquilo tener una hora de ventaja, siento más presión. Pero aún quedan muchos kilómetros", dijo Monsieur Dakar ante los periodistas en el campamento levantado en el autódromo de La Rioja.

El héroe de la jornada, sin embargo, fue el francés Cyril Despres (Peugeot), quien escoltó al ganador en lo que fue su mejor resultado desde que cambió las motos por los autos el año pasado.

Despres, en dupla con David Castera -ex director deportivo de la competencia- mantuvo un ritmo parejo durante toda la especial, que le valió el segundo lugar a 5m40s del ganador.

El podio lo completó el ruso Vladimir Vasilev (Toyota), quien terminó a 12m56s del vencedor, mientras que el español Nani Roma (MINI) y el francés Sabastien Loeb (Peugeot) completaron el ranking de los cinco mejores de la jornada.

En tanto, Al Attiyah, quien terminó la carrera casi una hora después del ganador, en el 14to. lugar, lejos de estar pesimista, afirmó que hoy debía "correr riesgos" y que pese a todo está "contento de haber llegado a meta".

El argentino Emiliano Spataro volvió a ubicarse entre los 10 primeros, tras arribar noveno a la meta a 34m 30s de Peterhansel, y con su 11mo. puesto en la general es el mejor argentino de la categoría, tanto de la jornada como de la competencia.

Motos
El piloto salteño Kevin Benavides (Honda) finalizó en el segundo lugar la especial que adentró a los pilotos en las traicioneras arenas de Fiambalá, y que ganó el checo Stefan Svitklo (KTM) con un tiempo de 3h47m23s.

Benavides, quien se mantuvo segundo durante toda la especial, cedió al final y cruzó la meta con un tiempo de 3h50m17s a 2m54s del ganador de la etapa, mientras que el australiano Tobby Price lo hizo tercero, a 5m47s.

"Fue una buena etapa. Me caí pero por suerte no pasó nada. El recorrido era difícil, había mucha navegación y la crecida de los ríos por las lluvias planteaba muchas dificultades", relató Benavides.

La general tiene como líder a Price; segundo a Svitko a 23m13s; tercero al chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) a 42m49s; cuarto el francés Antonie Meo (KTM) a 44m04S y quinto a Benavides a 45m10s, lo que convierte al salteño en el mejor piloto con Honda del clasificador.

Cuatriciclos
El sudafricano Brian Baragwanath ganó la carrera en cuatriciclos, delante de los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli, en ese orden. En la general, Marcos mantiene una ventaja de 1m32s' frente a su hermano Alejandro y de 1h34m frente al también argentino Jeremías González Ferioli.

Camiones
Gerard de Rooy se llevó su tercera victoria de etapa, en la que el argentino Federico Villagra terminó noveno con algunos problemas mecánicos. En la general, el piloto neerlandés aventaja a Villagra en 1h32m y saca 2h16m a su compatriota Ton van Genugten, todos con Iveco.