Carlotto destacó el encuentro que mantuvo con el Presidente y resaltó: "Todo diálogo que comienza es positivo". También resaltó que está dispuesta a reunirse con Obama si él lo solicita. Participaron también miembros de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, HIJOS y Familiares de Detenidos y Desaparecidos. Junto a Macri estuvieron Marcos Peña y Claudio Avruj.
El presidente Mauricio Macri recibió este martes por la tarde a representantes de agrupaciones de derechos humanos, encabezados por la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

La reunión, que inicialmente estaba previsto realizarse en el despacho presidencial de la Casa Rosada, se llevó a cabo a las 18.30 en la residencia de Olivos y asistieron, además de Abuelas de Plaza de Mayo, miembros de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, H.I.J.O.S. y Familiares de Detenidos y Desaparecidos por razones políticas.

Tras el cónclave, funcionarios del gobierno y las organizaciones dieron una conferencia de prensa. Allí, Estela de Carlotto destacó el encuentro que mantuvo con el Presidente y resaltó: "Todo diálogo que comienza es positvo".
Además, dijo que "cuando llegamos Macri tenía una cara y cuando nos fuimos tenía otra". Al explayarse sobre esa afirmación explicó: "Uno puede entender que cuando asuma la responsabilidad de ser presidente del país no es grato recibir quejas. Pero fue una charla tranquila, distendida, nos dejó expresarnos, no nos cuestionó nada".
Según la titular de Abuelas, la reunión con el presidente les arrojó una "sensación de misión cumplida". e insistió con que "hemos dialogado con todos los presidentes desde la vuelta de la democracia".

Días atrás, al confirmar su presencia, Abuelas dijo que irá a la audiencia "con la esperanza de poder tratar todos los temas que nos preocupan en materia de Derechos Humanos".

Acompañaron al primer mandatario, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, Claudio Avruj.
Precisamente Avruj aseguró que "es un debate saldado" la discusión sobre la cantidad víctimas que dejó el terrorismo de Estado en la década del '70. "No tenemos que entrar en esa discusión de los números" e instó a "trabajar en los valores".
No obstante, el funcionario aclaró que la cifra de 30 mil desaparecidos "es un número emblemático, de una enorme representatividad".

La invitación cursada por Macri fue confirmada el pasado viernes, tras el pedido de audiencia que los organismos de derechos humanos efectuaron el 8 de enero pasado y que, por "problemas de agenda" del Presidente, se llevó a cabo el 27 de enero pero con jefe de Gabinete.