Cada vez falta menos para que las palabras queden a un lado y llegue por fin la acción en el dilatado y esperado UFC 196 de Las Vegas. Este sábado, el irlandés Conor McGregor, campeón Pluma, tendrá un gran desafío al subir dos categorías para pelear en peso Welter ante el siempre complicado Nate Díaz, en una pelea repleta de declaraciones y picantes cruces en la previa.
Sin dudas, la sola presencia del irlandés McGregor asegura espectáculo. Y ni hablar si el que estará enfrente será nada menos que un provocador nato como Nate Díaz, otro ícono de la UFC, que intentará opacar el habitual show del actual campeón pluma y hacer olvidar la deserción del brasileño Rafael Dos Anjos, que se bajó del evento por una lesión.

Ante la ausencia de Dos Anjos, McGregor no podrá competir por la doble corona, aunque toma este duelo ante Díaz como un gran desafío para él. Basta con ver las declaraciones previas y los cara a cara que tuvo con su rival tanto en las conferencias como en el pesaje de este viernes para tomar dimensión de que, para McGregor, no será una pelea más.

Embed
Pero la velada en el MGM Grand Arena tendrá además una pelea por el título en la previa de McGregor-Díaz. Allí, Holly Holm defenderá el cinturón Gallo frente a la experimentada Miesha Tate, que tendrá su segunda oportunidad de pelear por el título.

UFC.jpg
Holm saltó a la fama mundial y conmovió a todos al desbancar en noviembre pasado a Ronda Rousey, la multicampeona e invicta peleadoraa la que sometió con un terrible nocaut que la llevó a lo más alto.

Pasaron cuatro meses y Holm parece estar lista para confirmar aquel batacazo. Sin embargo, Tate, que encadena una serie de cuatro triunfos consecutivos (su última caída fue precisamente ante Rousey, por el cinturón, a fines de 2013) y promete dar pelea.

Embed