El asesino serial, que está preso hace 44 años, volvió a pedir su liberación ante la justicia.

Carlos Eduardo Robledo Puch, el asesino serial que desde hace 44 años está preso, volvió a pedir por su libertad ante la Justicia, que nuevamente se negó a dejarlo libre dada su peligrosidad.

Puch hizo el pedido ante la Cámara Penal de San Isidro para que lo trasladen a una granja de resocialización y estar al dado de un pastor pero su pedido fue rechazado por los jueces.

Robledo Puch

Este viernes fuentes policiales revelaron que durante las últimas pericias dio afirmaciones en contra de la ex presidenta Cristina Kirchner y "amenazó con que la mataría si saliese de la cárcel".

Hace un mes Puch pidió que le dieran la inyección letal y le mandó una carta a la gobernadora María Eugenia Vidal para que le gestione un indulto ante el presidente Mauricio Macri.

Su abogado, José María Villada, recordó en diálogo con C5N que su defendido "lleva 9 años de prisión extras y que está condenado por hechos que se le imputaron hace un tiempo", además agregó que ningún juez quiere hacerse cargo de liberarlo mientras su defendido sigue encerrado ya habiendo cumplido la condena.

Puch fue condenado por diez homicidios calificados, un homicidio simple, una tentativa de homicidio, diecisiete robos, cómplice de una violación, y de una tentativa de violación, un abuso deshonesto, dos raptos y dos hurtos.