Lo que empezó como una sorpresa que para la mayoría tenía pronta fecha de caducidad, se convirtió en una innegable realidad en la Premier league inglesa: el Leicester City sigue siendo el líder absoluto cuando sólo quedan nueve jornadas para el final.
El conjunto dirigido por Claudio Ranieri lidera las posiciones sobre el Tottenham y el Arsenal, sus inmediatos perseguidores, aunque hay una estadística en la que no se destaca para nada: la posesión de la pelota.

Según datos de la web WhoScored, el Leicester sólo tiene el balón el 44.5% del tiempo de juego, algo poco usual para un equipo tan demoledor como efectivo. Para tomar dimensión de esto, el hasta ahora campeón inglés con menor posesión fue el Chelsea de José Mourinho del año pasado, y tuvo el balón un 54,1.

Si existiese una tabla que marque la posesión, el Leicester estaría tercer empezando desde abajo, superando sólo al West Bromwich (42,4) y el Sunderland (43,2).

En dicho escalafón imaginario, el líder es el Arsenal (55,9), seguido por el Manchester United (55,4) y el Tottenham (55).

Estos datos no hacen más que abrir nuevamente el eterno debate entre aquellos que defienden la tenencia del balón para llegar al objetivo y los pragmáticos a los que sólo les importa ganar, sin importar la forma.

Sin embargo, la realidad es una sola y marca que, hasta el momento, el Leicester comanda con autoridad el fútbol inglés y está muy cerca de coronar un torneo que seguramente quedará en la historia.