El Observatorio de la Deuda Social Argentina advirtió además que estas proyecciones no toman en cuenta los miles de empleos destruidos "en el marco de una economía inflacionaria". Este es el mismo índice del que se valió el propio Macri para criticar la herencia kirchnerista en la apertura de sesiones del Congreso.
El Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA) advirtió este viernes acerca del profundo impacto que tiene a nivel social el drástico ajuste económico que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri. Este índice, que muestra un fuerte deterioro de las condiciones de vida de los sectores más vulnerables de la sociedad, es el mismo al que apeló el propio Macri durante la apertura de sesiones ordinarias del Parlamento el pasado 1° de marzo para fustigar al gobierno anterior.

Según la UCA en los tres primeros meses del año 1,4 millón de personas cayó en la pobreza y otras 350 mil en la indigencia y adelantó que el escenario podría ser aún más complejo ya que "estas proyecciones no toman en cuenta las pérdidas de empleo ocurridas en el marco de una economía inflacionaria y afectada por ajustes macroeconómicos, ni los recientes anuncios de incremento en materia de transporte y servicios domiciliarios".

El Observatorio de la Deuda Social tenía previsto presentar este viernes un informe sobre pobreza y desigualdad entre 2010 y 2015 "pero ante la situación económica complicada vinculada al aumento del costo de vida y al actual proceso inflacionario nos vimos obligados a abordar la situación actual" explicó el director del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, Agustín Salvia, en conferencia de prensa.

Aunque el informe 2010 - 2015 mostró una inicial mejora y luego un amesetamiento de los índices de pobreza e indigencia advierte que en los primeros tres meses de este año se registró un sensible deterioro en las condiciones de vida de los sectores más vulnerables de la sociedad.

En este sentido indica que "los valores obtenidos por estas simulaciones estarían dando cuenta de un fuerte empeoramiento en las condiciones de indigencia y pobreza durante el primer trimestre de 2016. La tasa de indigencia habría pasado de 5,3% a fines de 2015 a 6,9% en marzo de este año, y afectaría a no menos del 6,2% de la población al principio de abril de 2016; lo cual en este caso daría cuenta de un aumento de por lo menos 350 mil personas en situación de indigencia (acumulando 2,3 millones de personas indigentes al final del tercer trimestre del año). En cuanto a la tasa de pobreza, esta habría pasado de 29%, a fines de 2015, a 34,5% en marzo de este año, y tendría como piso un 32,6% en la primera parte de abril de 2016; lo cual significaría aproximadamente 1,4 millón más de pobres (cerca de 13 millones de personas en situación de pobreza).

Muy lejos de avanzar por el camino de la Pobreza Cero tal como pregona el presidente Macri, la UCA advirtió además que "cabe suponer que las proyecciones presentadas pueden estar subestimando las tasas de indigencia y de pobreza urbana, representando las mismas apenas el piso de la eventual situación social actual. Según la evidencia analizada, si al menos en el corto plazo no se logra controlar los aumentos de precios en productos y servicios básicos y reactivarse la demanda de empleo, se estará cada vez más lejos de una mejora genuina en la distribución de del ingreso y difícilmente podrá revertirse la tendencia ascendente que están registrando las tasas de indigencia y de pobreza urbana".

.