Ezequiel Garay vive una realidad agridulce. Mientras disfruta tras el nacimiento de su pequeña hija Shaila junto a su esposa, la modelo española Tamara Gorro, el defensor quedó relegado de las últimas convocatorias a la Selección argentina y, además, es suplente en el Zenit de Rusia.
Lo cierto es que el defensor de 29 años parece haber quedado en el olvido para el entrenador del Seleccionado, Gerardo Martino, quien en las últimas listas ponderó la inclusión de Nicolás Otamendi, Ramiro Funes Mori, Martín Demichelis, Mateo Mussachio y Javier Pinola, entre otros. Garay había estado ausente por lesión en los partidos ante Brasil y Colombia por Eliminatorias y ya nunca volvió a ser convocado.

En medio de esta actualidad futbolística no tan feliz, el ex Real Madrid aprovecha sus ratos libres para acompañar a su mujer en sus rutinas de gimnasio, las cuales graba asiduamente para subirlas a las redes sociales.

Así es como se lo pudo ver en la última publicación, en la que comparte una rutina de abdominales poco ortodoxa junto a Gorro. "Una manera divertida de entrenar con tu chico!!!", escribió la modelo en su cuenta de Instagram, en la que tiene casi 450 mil seguidores.

Embed

Una manera divertida de entrenar con tu chico!!! En un rato os subo el nuevo post family!!! #mamamolona

Un vídeo publicado por Tamara Gorro (@tamara_gorro) el