El jefe de Gabinete, Marcos Peña, restó importancia a la protesta de las cinco centrales sindicales al señalar que el gobierno nacional comparte las mismas preocupaciones. Cargó además contra la ley antidespidos y aseguró que apenas "hay movimientos menores y situaciones puntuales" en el mercado laboral.
A pesar de la contundencia de la demostración de fuerza expuesta este viernes por las cinco centrales sindicales en contra del ajuste y las políticas implementadas por Mauricio Macri desde su llegada a la Presidencia el pasado 10 de diciembre, el gobierno optó por minimizarla.

"Coincidimos con todas las preocupaciones del sindicalismo planteadas hoy" aseguró en conferencia de prensa desde Casa Rosada el jefe de Gabinete de ministros Marcos Peña, obviando que para los dirigentes gremiales son precisamente las políticas del gobierno de Macri las que están en el origen de estos problemas.

"La movilización fue una sana expresión del movimiento obrero" aseguró Peña quien intentó no polemizar con los dirigentes gremiales sino por el contrario apuntar contra los referentes del Frente para la Victoria que respaldaron la protesta. "Son expresiones sindicales con las que estamos trabajando en distintas temáticas pero había también sectores del kirchnerismo, como Aníbal Fernández o Martín Sabbatella que no han tenido problema en plantear que quieren que le vaya mal a la Argentina", aseguró Peña.

"La prioridad es reducir la inflación" siguió el jefe de Gabinete y en ese sentido aseguró que el gobierno ya presentó un plan monetario, fiscal y financiero "que va a hacer que baje la inflación en el segundo semestre, sabemos que este primero hay que pasarlo, que es difícil, pero vamos en ese camino".

Peña aseguro sin embargo que el gobierno comparte el diagnóstico realizado por las CGT y las CTA sobre la situación del empleo y minimizó la destrucción de más de 100 mil puestos de trabajo en apenas cuatro meses. "No compartimos el diagnóstico, la situación laboral en la Argentina es la misma que en los últimos cinco años, hay movimientos menores y situaciones puntuales" se animó a decir Peña y volvió a cargar contra la ley antidespidos que tuvo esta semana media sanción en el Senado y que será tratada ahora en Diputados.

"Reclamamos que en Diputados se oigan todas las voces, lo que no hubo en el Senado" aseguró y hasta aventuró que "la mayoría de las empresas están pensando en tomar empleados más que en despedirlos".

También dijo que, a pesar del reclamo sindical, "se ha avanzado en Ganancias más que en los últimos años".

"Compartimos gran parte de las preocupaciones, trabajamos todos los días con ellos, compartimos toda la agenda que se planteó hoy, para nosotros es prioridad la generación y el cuidado del empleo" dijo y prometió: "Más allá de la coyuntura estamos a la puerta de un gran crecimiento del empleo en la Argentina como no ha habido en muchos años".