El Peque, 87º del mundo, se quedó con un enorme triunfo en la final ante el búlgaro, ex top ten, y se consagró en el ATP de Estambul, el primer título de su carrera profesional.
Schwartzman festejó por primera vez con una gran victoria sobre el búlgaro por 6-7 (5), 7-6 (4) y 6-0 en la final del torneo que se disputó sobre polvo de ladrillo en el Garanti Koza Arena durante dos horas y 47 minutos.

Embed
El argentino tuvo una admirable reacción y mostró mucha personalidad para revertir un partido que el búlgaro -segundo favorito- tuvo controlado hasta el 5-2 a favor en el segundo set. Desde entonces, el ex top ten, situado en el puesto 24 del actual escalafón, se descontroló ante un rival cada vez mas aplomado y no pudo sobreponerse a la contingencia de haber perdido la segunda manga.

En el último parcial, Schwartzman acompañó con un juego sólido el desborde del europeo, que se repitió en errores no forzados y tuvo un bajísimo porcentaje de puntos ganados tanto con su saque (27 por ciento) como en la devolución (18), lo que produjo que destrozara cuatro raquetas contra el suelo a medida que la final tomaba un inexorable rumbo a favor del argentino.

La última destrucción provocó que el árbitro decidiera su descalificación de la final cuando el marcador estaba 0-5 en su contra en el tercer y último set.

El Peque aportó el título 214 en la historia del tenis albiceleste, se hizo acreedor de un premio de 75.880 euros y además sumó 250 puntos en el ranking, que le permitirán escalar 25 lugares y quedar 62º, a cinco posiciones de su mejor registro.

El porteño, de 23 años, había alcanzado la instancia decisiva después de ganarle el sábado a su compatriota Federico Delbonis por 6-7 (5), 6-3 y 6-2.

De esta forma, el tenis argentino suma su tercer título de la temporada tras los conseguidos por Delbonis en Marrakech (Marruecos) y Juan Mónaco en Houston (Estados Unidos), el pasado domingo 10 de abril.