El juez Sebastián Casanello ordenó dar un uso social a los ejemplares secuestrados en la casa del empresario en Río Gallegos y los destinó a la Biblioteca Nacional. "La Razón de mi Vida", "Mi Lucha" y "Viaje a la Patagonia Austral", entre las obras incautadas.

El juez federal Sebastián Casanello ordenó que la Biblioteca Nacional le otorgue un destino social a los libros secuestrados al empresario Lázaro Báez en su casa de Río Gallegos, en Santa Cruz.
Se trata de una colección de libros de valor histórico encontrada la semana pasada durante los allanamientos realizados en el marco de la causa de lavado de dinero a cargo del juez Casanello y que estaban en la casa de Báez, Chacra 39.
Embed
Fueron encontrados títulos como "La razón de mi vida", firmado por Eva Perón; "Mi lucha" del genocida Adolf Hitler; "Viaje a la Patagonia Austral", con la firma del perito Francisco Pascasio Moreno. También varios libros firmados por Juan Domingo Perón y Jorge Luis Borges.
Embed
Los investigadores explicaron que aún no se determinó la cantidad exacta porque no fueron inventariados para preservar su estado de conservación, algunos son libros muy antiguos.
Casanello decidió que esos libros debían quedar al cuidado de la Biblioteca Nacional, al considerar que es la institución más adecuada para ello y le pidió a sus autoridades que hagan un inventario de los mismos y le otorguen un fin social.
De todas maneras es una decisión provisoria y hasta tanto Báez reciba una eventual condena en un futuro juicio oral y público.