Desde Twitter decidieron distanciarse de las agencias de inteligencia estadounidenses a las que les denegó el acceso a Dataminr, la herramienta de minería de datos de su red social.
Dataminr es una herramienta de minería de datos que permite acceder a todas las publicaciones de la red de microblogging en tiempo real, de la que Twitter posee el 5%. Como indició el The Wall Street Journal, la compañía no quiere seguir ofreciendo acceso a las agencias de inteligencia, con el fantasma del espionaje de fondo.

Los motivos parecen encontrarse en que Twitter está preocupada por la imagen que puede dar si se entiende que es cercana a las agencias de inteligencia estadounidenses, como señaló un oficial de inteligencia al medio citado.

Esta herramienta, no obstante, es "extremadamente valiosa" para estas agencias, como explicó el oficial. Por ejemplo, ofreció alertas a pocos instantes de comenzar los atentados de París y Bruselas, adelantándose incluso a los medios de comunicación.

Embed
Dataminr continua ofreciendo sus servicios a las empresas privadas, entre las que se encuentran medios de comunicación y entidades financieras, entre otros clientes.

"Si Twitter continúa vendiendo estos datos al sector privado, pero se los niega al gobierno, es hipócrita", criticó el subdirector de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), John C. Inglis, quien lementó la falta de acuerdo entre las dos partes.

Por su parte, Twitter no comentó mucho sobre el fin del acuerdo por el que proveía de datos a las agencias, pero en un comunicado ha declarado que "los datos son públicos y el gobierno de Estados Unidos puede ver las cuentas públicas por su cuenta, como cualquier usuario".