Las autoridades uruguayas reforzarán las medidas de seguridad ante la previsible llegada a Montevideo de hasta 6.000 hinchas del Xeneize para el partido de cuartos de final de la Copa Libertadores contra Nacional.
Las autoridades uruguayas reforzarán las medidas de seguridad ante la previsible llegada a Montevideo de hasta 6.000 hinchas de Boca Juniors para el partido de cuartos de final de la Copa Libertadores contra Nacional, el jueves en el estadio Parque Central, informó hoy el Ministerio del Interior.

El ministro del Interior de Uruguay, Eduardo Bonomi, dijo hoy que ha habido "un acuerdo entre las dos hinchadas para que haya un comportamiento civilizado".

Embed
"Se establecerán puestos de control en las rutas nacionales, donde se inspeccionarán los vehículos de la parcialidad de Boca y se les realizará controles de alcoholemia a los hinchas", precisa un comunicado de este ministerio divulgado hoy.

Agentes de la Guardia Republicana y de la Jefatura de Policía de Montevideo escoltarán los autobuses de los aficionados del Boca Juniors hasta las inmediaciones del estadio Centenario, donde se establecerá la zona en la que se concentrará la hinchada xeneize antes de ir al Gran Parque Central.

Embed
"Una vez finalizado el partido, la hinchada del Boca se retirará primero y la del Nacional deberá esperar entre 30 y 45 minutos" en el estadio para poder irse, añade la información del Ministerio.

Las autoridades prohibieron "el acceso con fuegos artificiales y bengalas, bebidas alcohólicas, botellas de vidrio u objetos que puedan usarse como arma o causar daños".

Embed
Hace dos semanas, en el partido de ida de los octavos de la Libertadores en Asunción, centenares de hinchas del Boca Juniors protagonizaron incidentes violentos y causaron grandes destrozos, lo que supuso la detención de algunos de ellos durante varios días en la capital paraguaya.