El Dalai Lama afirmó que Europa recibió a demasiados inmigrantes y refugiados y que Alemania no puede convertirse en un país árabe, en una entrevista publicada este martes por el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung.
"Europa, por ejemplo Alemania, no puede convertirse en un país árabe. Alemania es Alemania", afirmó Tenzin Gyatso, el catorceavo Dalai Lama y líder espiritual del budismo tibetano.

El Dalai Lama señaló que el aumento en las llegadas de migrantes a Europa -más de un millón el año pasado- no sólo conlleva dificultades prácticas, sino también morales.

"El objetivo debería ser que regresen y ayuden a reconstruir sus propios países", consideró en diálogo con el diario alemán, según reprodujo la agencia de noticias DPA.

Muchos de los migrantes que llegan a Europa huyendo de las guerras y la persecución son musulmanes. Los países de Europa del Este en particular se han mostrado reacios a recibir refugiados por temor a que esto modifique su cultura predominantemente cristiana.

Sin embargo, a diferencia de partidos como el de derecha populista Alternativa para Alemania (AfD), que hace poco incluyó políticas anti islámicas en su manifiesto, el Dalai Lama remarcó que el islam es una religión fundada en el amor.

En cuanto a las facciones sunnitas y chiitas que se enfrentan en Medio Oriente, el líder del budismo afirmó: "No representan a todo el islam ni a todos los musulmanes".