Pablo Rodríguez Denis
Pablo Rodríguez Denis
"A los más grandotes les hago un asadito. Hago pimientitos con huevo, pero a ellos les pongo queso. Ésa es parte de mi estrategia. Nosotros problemas de peso no tenemos, pero ellos se van a morir. Yo soy buena onda y ellos no van a poder dejar de comer".
Marcelo Rojo es un verdadero showman. El cordobés de 27 años es uno de los dos representantes argentinos en la tercera versión para Latinoamérica de The Ultimate Fighter, el reality de la UFC que se está filmando por primera vez íntegramente en la Argentina. Y parece que tiene mucho para dar.

minutouno.com estuvo en exclusiva con el Pitbull en la previa al comienzo de la grabación del reality en el que compartirá casa y entrenamiento con otros 15 peleadores que persiguen el mismo sueño: entrar en el mundo grande de la organización más importante de las artes marciales mixtas a nivel mundial.

Si bien el chiste del asado y la comida le sirvió para mostrar todo su desparpajo e histrionismo, Rojo tiene los pies sobre la tierra y sabe a la perfección la importancia del lugar que se ha ganado: "Estar acá es todo. La primera parte de mi sueño está cumplida. Ahora tengo que seguir así. Estoy focalizado en venir a ganar, estoy listo y entrené para esto".

Embed
Rojo creció en el barrio Alberdi cordobés y asegura que llegó a las artes marciales mixtas luego de un paso por varios deportes. "Me cagaba a piñas en todos los deportes que hacía, fútbol, básquet...Enfrente de mi casa había un gimnasio, empecé a entrenar kick boxing y no le dije nada a mi mamá. Ahí me enamoré del deporte y no pude dejarlo más", rememora.

"Nací en un barrio muy jodido y con mis amigos siempre peleábamos, en el barrio tenías que pelear. Yo me crié a la antigua, venían los chicos más grandes y nos sacaban la pelota. Ahí te tenias que hacer respetar", agrega sobre su infancia.

Pese a que arriba del octágono no tiene ningún tipo de reparo en pasar por encima al que se le ponga enfrente, Rojo admite que llegar donde está hoy no le fue nada fácil. Dejar su carrera universitaria y hacerse profesional fue su última gran decisión.

"El año pasado tuve que tomar la decisión de hacerme profesional, dejé de estudiar arquitectura en cuarto año. Dejé todo y me puse las pilas con esto. En un principio la familia no lo entiende, todos se enojan, mi vieja lo único que quería es que yo me recibiera", cuenta.

Sobre esa transición, el Pitbull agrega: "Fue re difícil, tuve que ir a un psicólogo porque estaba mal. Él me dijo que tenía que tomar una decisión y al final me apoyaron todos".
Tras un tiempo en Los Ángeles entrenando en la prestigiosa academia Kings MMA, donde compartió gimnasio con campeones de la talla del brasileño Rafael Dos Anjos, entre otros, Marcelo Rojo, cuyo récord profesional es de 13 peleas ganadas y cuatro perdidas, tiene por delante la gran oportunidad de su vida.

Embed
"Hace once años que estoy preparándome para este momento. Yo no vengo a aprender nada nuevo acá y no quiero impresionar a nadie. Entró, gano y me voy...para poder tomar fernet", concluye el cordobés con esa sonrisa pícara que lo caracteriza.

Tras alcanzar un promedio de 7 millones de televidentes por episodio en México y millones más a lo largo de toda Latinoamérica durante las primeras dos temporadas, The Ultimate Fighter 3 verá la luz en agosto por UFC Network, UFC Fight Pass y en ciertos canales de televisión abierta en toda la región. En Argentina se podrá ver por Crónica TV.

Con un sueño por delante, el trabajo como camino y el esfuerzo como bandera, Rojo promete dar todo para cumplir su meta y llevar la bandera celeste y blanca a lo más alto de la UFC. Su objetivo ya está en marcha...