La menor fue abusada durante un festejo y luego la habrían atropellado intencionalmente para que no contara lo sucedido. Está internada con cuadro neurológico severo.
Una nena, de 13 años, fue violada en una fiesta privada de Tandil y luego fue atropellada intencionalmente por sus abusadores para que no denunciara lo que había ocurrido en el evento, según denunció su familia.

"Está complicado el cerebro, no manda sangre y no se despierta, pueden pasar unos días, un mes o un año sin que se despierte", señaló Luján Migueles, tía de la niña, sobre el estado médico de la menor.

Embed
La nena está internada con un cuadro neurológico severo en el hospital Maternal Infantil de Mar del Plata, donde los médicos constataron que la pequeña fue abusada.

Marisa es también tía de la víctima y contó que la nena no fue sola a la fiesta. "Estaba con un grupo de amigas y algunas primas, fueron a una fiesta en una quinta ubicada en calle La Pampa. Estuvieron bien, hasta que todas decidieron volver, y ella se quiso quedar porque estaba con un chico", contó.

Tras el ataque sexual, la nena escapó del lugar y cuando caminaba rumbo a su domicilio por la Ruta Nacional 226 fue atropellada por una Mercedes Benz Sprinter. "Extraña la combi. El que supuestamente la atropelló dice que venía sin luces por la ruta y no la vio, pero tenemos un testigo que lo vio siguiendo a Magalí por calle La Pampa. Es evidente que ella se escapó y la pararon para que no hable", denunció la tía.