Tras una reunión con Claudio "Chiqui" Tapia en el predio de la AFA en Ezeiza, y enfurecido por la dificultad para armar el plantel para los Juegos Olímpicos, el entrenador dejará su cargo a menos de un mes de la competencia.
La actualidad de la Asociación del Fútbol Argentino está lejos de ser la mejor. Hasta Lionel Messi, que nunca se metió en política, terminó criticando al organismo, que cuenta con una Comisión Normalizadora.

Entre tantos problemas, sumado a los palos en la rueda que ponen los clubes para no ceder a los jugadores para los Juegos Olímpicos de Río 2016, Martino decidió renunciar al Seleccionado argentino, cuandó solo falta un mes para el comienzo de la competencia olímpica.

Luego de la decepción por una nueva final perdida en la Copa América Centenario, Martino se dispuso seguir ante tanta adversidad, pero con el objetivo de tener un plantel presentable. Sin embargo, el DT se fue quedando sin jugadores al punto que demoró una semana el comienzo de los entrenamientos.

Con Martino en el banco, Argentina disputó un total de 29 partidos, con 19 ganados, 7 empatados y 3 perdidos, 66 goles a favor y 18 en contra.