Los animales vivían encerrados en jaulas en el fondo del inmueble, sin los mínimos recaudos sanitarios y controles veterinarios. La actividad está expresamente prohibida en el ámbito de la CABA.
La Fiscalía de la Ciudad realizó este jueves un procedimiento en un domicilio en Lavallol al 1400 del barrio de Devoto, donde funcionaba un criadero ilegal de perros de la raza pitbull, actividad expresamente prohibida en el ámbito de la Ciudad.

perros
El caso que lleva adelante la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental de la Fiscalía, a cargo interinamente del fiscal Federico Villalba Díaz, pudo constatar en el operativo que los animales eran víctimas de actos de maltrato, careciéndose de los mínimos recaudos sanitarios y controles veterinarios.

perros
En total fueron rescatados 14 perros, entre ellos una hembra preñada, que fueron reubicados en distintos refugios para su resguardo. Asimismo se procedió a desmantelar todas las jaulas donde permanecían los animales encerrados en el fondo de la finca, y se procedió al secuestro de las mismas quedando en depósito judicial. El hombre responsable del lugar quedó imputado, en el marco de la Ley de Maltrato Animal.

perros
La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental recibió denuncias de varios vecinos del lugar quienes se quejaban por los llantos de los canes y de los olores nauseabundos producto de la acumulación de animales en la finca. A partir de allí la Fiscalía dio intervención al Cuerpo de Investigaciones Judiciales quienes llevaron a cabo todas las tareas de investigación previas, como las entrevistas de los vecinos y compulsa de las páginas de Facebook a través de las cuales se comercializan ilegalmente los animales, así se pudo localizar al responsable del criadero ilegal.