El delantero de Atlético de Madrid Ángel Correa, unas de las figuras del seleccionado argentino de fútbol para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, consideró que quienes no van "están locos", en el medio de una ola de bajas por las prohibiciones de los clubes o por desertaciones de los futbolistas.
"Por ahí veo que todo el mundo me dice 'estás loco, cómo te vas a quedar en medio del quilombo de la AFA', pero yo pienso que están locos los demás. Desde los cinco años quería jugar en la Selección, y ahora que tengo la posibilidad cómo no voy a estar acá", apuntó el rosarino ex San Lorenzo de Almagro.

"Yo estoy orgulloso de representar a Argentina. Creo que el Cholo (Diego Simeone, entrenador suyo en Atlético de Madrid y ex futbolista de la Selección), tuvo mucho que ver, pienso que habrá empujado para que pueda ir", reconoció.

Al tiempo que contó que desde el elenco madrileño lo llaman todo el tiempo "para que vaya a realizar la pretemporada y deje los Juegos Olímpicos".

Correa, que se quedó en la puerta de la Copa América Centenario, dijo que el ex entrenador del seleccionado Gerardo Martino le contó hace tiempo que no iría al certamen que se desarrolló en los Estados Unidos.

"En ese momento estábamos en la Eliminatoria y le había dicho que él decidiera. Me dijo que quería que estuviera en Río como sea", detalló el jugador.

"Estoy esperando a mis compañeros para prepararnos de cara a los Juegos", agregó en declaraciones televisivas.

Además, bromeó sobre la falta de compañeros, ya que por ahora se entrenan solamente 11 jugadores, mientras se espera por el resto, y dijo: "Vamos a morir adentro de la cancha porque no tendremos cambios".

"Pensé en llamar a algunos chicos que se bajaron pero no soy nadie como para andar molestándolos. Está en cada uno, en sus clubes y sus dirigentes que no piensan que la prioridad son los Juegos Olímpicos", concluyó.