Un hombre, de 40 años y nacionalidad boliviana, falleció en las últimas horas luego de ser asistido en un centro médico del barrio porteño de Liniers por un dolor en una de sus rodillas y familiares de la víctima denunciaron mala praxis.
Se trata de una persona de nombre Edson, quien murió luego de que le suministraran una inyección en su rodilla, en el Centro Médico Santiago Apostol de José León Suárez al 900.

Tras la denuncia por mala praxis realizada por la familia de la víctima, el responsable del centro médico y tres enfermeras fueron detenidas por personal de la seccional 44. "Entró por una molestia en la rodilla y me lo llevo muerto", aseguró la madre del fallecido.

Embed
Según los familiares de la víctima, el hombre había ingresado al centro de salud "por una hinchazón en la rodilla". "A mi hijo le aplicaron diez ampollas. Poco después tuvo un paro cardíaco", señaló la madre.

En medio de su dolor y entre lágrimas, la mujer manifestó: "Queremos que se haga Justicia por mi hijo. Por favor, pido que nos ayuden".

Por su parte, el hermano de la víctima precisó: "Él tenía una hinchazón en la rodilla y el médico le sacó el líquido que tenía allí con 14 jeringas".