Lucas Sáez está internado en terapia intensiva tras la paliza que recibió a la salida de un local bailable. Sus amigos denunciaron que el personal de seguridad del lugar lo golpeó hasta dejarlo inconsciente.
Un joven fue salvajemente golpeado por los patovicas del boliche D ONE y terminó internado en grave estado de salud, según denunciaron sus familiares y amigos.

La víctima –identificada como Lucas Sáez- fue a bailar el fin de semana con sus amigos al boliche ubicado sobre la ruta 36, entre Arrecifes y El Salto, en el partido de Florencio Varela.

Walter, un amigo del joven agredido, contó que los patovicas sacaron a Lucas por una puerta trasera y lo golpearon hasta dejarlo sin conocimiento.

"Lucas jamás salió del boliche, a mí me sacaron, nos separaron los patovicas dentro del boliche, primero eran tres patovicas, después tiraron luces con los laser y aparecieron un montón, nos separaron, nos golpearon, a mí me sacaron por adelante, a Lucas no lo dejaron salir", contó.

Por su parte, Débora –hermana de Lucas- dijo que "los patovicas se lo llevaron para atrás, donde no hay cámaras, ahí lo golpearon mucho, lo dejaron tirado inconsciente". "Está en terapia intensiva, con respirador, está mal, tiene 23 años. Es tremendo lo que hicieron con mi hermano. Mi hermano nunca salió del boliche, los amigos lo esperaban y el jamás salió", agregó.

Según los familiares, en la parte trasera del boliche había rastros de sangre y un palo que habrían usado para golpearlo.