Los hermanos del hombre asesinado en Caseros, partido de Tres de Febrero, denunciaron que la víctima no era Testigo de Jehová y que la responsable de que no le hayan hecho la transfusión fue la mujer, que sí practica esa religión.
Los hermanos de José Alberto López, el hombre asesinado por delincuentes que quisieron robarle el vehículo en la puerta de su casa en Villa Pineral, en el partido de Tres de Febrero, le reclaman a la esposa por no haber otorgado el permiso para que José recibiera la transfusión.
"Me entero el lunes que mi hermano estaba mal y voy al Carrillo y allí el médico me informa que mi hermano estaba grave, que había perdido mucha sangre pero que lamentablemente tenía un pedido de la señora que no le podían dar sangre", contó Victor uno de los hermanos de López, por Radio 10.

Embed
"El médico me dice que la señora había firmado para que no le dieran sangre, entonces voy y la busco a Margarita y le digo 'vamos a hablar, hay que hacerle una transfusión ya, José se está muriendo' y ella muy sueltamente me responde: 'Quedate tranquilo que tu hermano no se va a morir', explicó.
"Le insistí que esto no se trataba solo de una cuestión de fe, que tenía que intervenir la ciencia y la medicina, y ella me dice que 'él está preparado para irse limpio con Dios'", dijo indignado y agregó: y agregó: "A mi hermano me lo sacó un delincuente y me lo sacó Margarita por no darle sangre", dijo.
"Mi hermano no era Testigo de Jehová, él la acompañaba a la esposa pero no estaba muy seguro de esa religión", concluyó
Así mismo, Oscar López, el otro hermanos de José, aseguró por C5N que: "Cuando le dijeron que otorgara el permiso para la transfusión, ella bajo ningún concepto dijo que lo iba a otorgar, cuando le pregunté si mi hermano había firmado algo me dijo que no...Mi hermano no firmó nada y él no se pudo defender", manifestó.
HERMANOS TESTIGO DE JHEOVÁ
Por su parte, el director del Hospital Carrillo, Javier Cima, dijo en declaraciones a C5N que "desde el primer momento hubo una comunicación de que profesaba esa religión, cuando la esposa nos dijo eso, se comunicó a la iglesia y ratificaron que profesaba esta religión... El estado fue criticó y la posibilidad de primer momento siempre existió.... La jurisprudencia avala esta toma de decisiones, en base a distintas disposiciones de la Constitución Nacional, como la libertad de cultos. En este caso puntual corresponde que la esposa defina. En esto hay una orden de prioridad y la que primera decide es la conyugue, dijo Cima.
Víctor López, ahora analiza iniciarle acciones legales a la mujer. El viernes 22 de julio, López fue sorprendido por delincuentes que intentaron robarle su camioneta Ford EcoSport cuando estaba en la puerta de su casa de Caseros, sobre la calle Directorio, y le dispararon un tiro que impactó en el tórax y le perforó los pulmones. Tras cuatro días de agonía, falleció el martes en el Hospital Carrillo.