La joven de 17 años recibió un disparo en la cabeza. Sucedió en una casa en la zona rural de Roldán. Se desconocen los motivos del crimen. El chico, pareja de la víctima, dijo que el proyectil hirió a la joven en medio de un asalto.
Un adolescente de 18 años mató de un disparo a su novia de 17 y luego se presentó en la comisaría local donde denunció que la chica había sido ultimada por unos ladrones en medio de un asalto. Tras caer en varias contradicciones en su relato, el joven terminó por admitir que había sido él mismo quien le disparó a la chica.

El homicidio ocurrió esta mañana en la localidad de Roldán, a unos 20 kilómetros al oeste de Rosario.
Según publica el portal SL24.com, el trágico hecho se conoció esta mañana cuando José Luis G., de 18 años, se presentó en la seccional 6ª de Roldán para denunciar que momentos se encontraba junto a su novia en una casa rural que cuida su padre, en la zona de Alberdi y J. J. Valle, y que de golpe ingresaron ladrones a robarles.

Según la primera versión que dio a la policía fue en medio de ese asalto en que los ladrones terminaron hiriendo a Sabrina Saralia de 17 años.

Embed
Entonces, un gran despliegue policial se montó en toda la zona para tratar de dar con los presuntos agresores y asistir a la víctima herida. Pero cuando los policías arribaron al lugar hallaron el cuerpo de la joven sin vida, con un disparo en la cabeza que coincide con la denuncia del joven minutos antes.

Mientras el joven aún declaraba en sede policial, el chico comenzó a caer en contradicciones en su versión de los hechos y minutos después se quebró, y manifestó que él había disparado contra la menor. La Policía de Investigaciones allanó la casa del joven y secuestró una pistola GMC calibre 22 con cargador con tres cartuchos metálicos intactos. Las actuaciones judiciales quedaron de la fiscalía en turno y el joven quedó detenido.