Un hombre de 36 años y con 3 gramos de alcohol en sangre arremetió con Renault Clío contra la sede policial, luego de que no pudiera ingresar a un boliche bailable porque estaba cerrado. Ya tiene antecedentes de agresión a la fuerza de seguridad provincial.
Ocurrió en la madrugada del domingo, cuando el hombre que conducía un Renault Clio arremetió contra el edificio policial. El conductor resultó ileso pero fue trasladado al hospital para control. Tenía alcohol en sangre.

Según informó el comisario Gilberto Aravena al medio patagónico La Angostura Digital, el hombre "tiene antecedentes de amenazas hacia la Policía y de venir hasta la Comisaría, pero nunca había llegado a este extremo".

"Había concurrido minutos antes a un local bailable pero no pudo entrar por ya estar cerrado, ahí decidió entonces venir a la Comisaría, el hecho fue claramente intencional, acá no hubo ningún problema mecánico que pudiera justificar su actitud", manifestó el comisario.

El hombre, de 36 años, estaba alcoholizado y quedó demorado en la unidad policial donde se labrará acciones por su estado y los daños producidos.