Ellos estuvieron 9 años de novios y decidieron casarse. Unos 10 meses después, el hombre le confesó su orientación sexual. La jueza declaró la nulidad del matrimonio al considerar que "una de las partes no es sincera" para seguir casados.
La Justicia de Rosario declaró la nulidad matrimonial entre una mujer y un hombre luego de que éste le relevara su orientación homosexual, a 10 meses de casarse.

Ellos se habían casado después de estar 9 años de novios, pero el matrimonio duró apenas 10 meses. La pareja comenzó a tener problemas de convivencia y en medio de una charla, el hombre le contó su situación afectiva y sexual. Fue en ese momento que deciden separarse y comenzar el trámite para anular el matrimonio.

Embed
Según contó la mujer, durante los años de noviazgo ella nunca tuvo un indicio de lo manifestado por su marido, ningún planteo o conversación que revelara su condición sexual.

Explicó que el prolongado noviazgo fue "una relación normal y excelente y que eran la pareja ideal".

En la causa declaró un hombre que desde enero del 2015 comenzó a frecuentar al demandado, confirmando la condición homosexual.

La jueza del Tribunal Colegiado de Familia Nº 7, Gabriela Topino, afirma en su resolución que "no obstante el trámite matrimonial realizado, la voluntad de ambas o al menos de una de las partes no es sincera, sino que su propósito se encuentra muy distante de lo que las palabras rituales han querido expresar".