Melina Britos, de 18 años, fue vista por última vez el domingo pasado cuando se fue de su casa con su ex novio, quien quedó detenido acusado de femicidio. La chica fue ahorcada y enterrada en un cañaveral.
Una joven tucumana, que permanecía desaparecida desde el domingo pasado, fue estrangulada y sepultada en medio de unos cañaverales del paraje San Ramón.

Tras un intenso rastrillaje, el cuerpo de Melina Britos –de 18 años- fue hallado a unos tres kilómetros de su casa. Los investigadores creen que se trató de un nuevo caso de violencia de género.

"Mi sobrina estaba el domingo a la noche en su casa cuando llegó a buscarla un ex novio de Villa La Trinidad. La invitó a salir y se alejaron conversando por una calle del lugar. Desde entonces, Meli no regresó más", contó Darío Galván, tío de la víctima.

Un día después, la madre de la joven realizó la denuncia sobre su desaparición en la comisaría de Villa La Trinidad. Como primera medida, la Policía indagó al ex novio de Melina, pero éste no brindó ninguna pista sobre el paradero de la joven.

Embed
El martes, un vecino declaró a la policía que el ex novio de Melina andaba en busca de dinero para viajar. "A partir de éste dato, que robustecía el indicio de que sabía lo que había sucedido con la desaparecida, se pidió la aprehensión del ex novio. Así se impidió su fuga. Al mismo tiempo creció el temor sobre un final como el que ahora lamentamos", comentó un jefe policial.

En medio de un rastrillaje en unos cañaverales que están a orillas de la traza nueva de la ruta 38 y a 500, los policías dieron con tierra removida. Se trataba de una fosa en la que se encontraban los restos de Melina.

De acuerdo a los primeros informes periciales la muchacha habría sido asesinada en el mismo lugar en que fue hallada, con una cuerda que se le aprisionó en el cuello. Ese elemento no fue encontrado en la zona.