Los tenistas, que se cruzaron en el primer encuentro de los Juegos Olímpicos, volvieron a verse las caras en Estados Unidos, entrenando para el Abierto del país norteamericano, que comienza el próximo 29 de agosto.
Juan Martín Del Potro fue víctima de uno de los peores sorteos de su vida. El tandilense debía enfrentar en el primer partido de los Juegos Olímpicos de Río 2016 a Novak Djokovic, el número uno del mundo. Sin embargo, y para sorpresa de muchos, el argentino jugó a un nivel increíble y se quedó con una victoria de tamaña magnitud, que el propio Delpo comparó con el US Open que ganó en 2009.

Ahora, a cinco días del comienzo del Abierto de Estados Unidos, volvieron a encontrarse. En medio de entrenamientos en las canchas auxiliares de Flushing Meadows, los tenistas se abrazaron y dialogaron un rato.