La organización Bullying Sin Fronteras realizó un estudio que abarcó 19 países de América Latina. Nueve de cada diez estudiantes consultados definen al acoso escolar como un problema generalizado.

Más del 30 por ciento de los alumnos de escuelas argentinas sufrió alguna forma de discriminación, reveló un estudio que una ONG especializada en la temática realizó en 19 países de América Latina. Además, de acuerdo a ese relevamiento, 9 de cada 10 estudiantes consultados definen al acoso escolar como un problema generalizado.

El estudio de la organización Bullying Sin Fronteras hizo foco en los casos de discriminación en las escuelas y precisó que "más del 30% de los alumnos de escuelas argentinas padeció alguna forma de discriminación, por sus creencias religiosas, por su orientación sexual, por su nacionalidad, por su desempeño escolar o por alguna particularidad física o estética".

El abogado Javier Miglino, titular de la organización, reveló al Diario Popular más datos del estudio, que incluyó a 19 países de América Latina y sostiene que 9 de cada 10 jóvenes piensa que el bullying (también conocido como acoso escolar) es un problema generalizado en sus comunidades.

Según indicó, Bullying Sin Fronteras lanzó a través de sus cuentas de Twitter, Facebook, correo electrónico y SMS una encuesta en Argentina, Brasil, México, Chile, Perú, Uruguay, Colombia, Ecuador, Nicaragua, El Salvador, Venezuela, Bolivia, Guatemala, Paraguay, Panamá, Costa Rica, Honduras, República Dominicana y Puerto Rico.

Entre las preguntas que animaban el sondeo figuraban: "¿Sabes que es el bullying o acoso escolar? ¿Has notado que en tu colegio, comunidad o ciudad, el bullying está presente, como práctica de acoso en la escuela? ¿Este tipo de acoso llamado específicamente acoso escolar o bullying consiste para ti en un uso deliberado de la fuerza, tanto como amenaza como agresión de modo tal que pueda causar lesiones, trastornos de aprendizaje o incluso daños graves o hasta la muerte? ¿Has sufrido acoso escolar o bullying a lo largo de tu vida escolar, tanto en nivel primario como en nivel secundario?".

En torno a un reciente caso ocurrido en Río Negro, donde alumnos secundarios ingresaron a un boliche de Bariloche con brazaletes nazis, el abogado precisó que "el primer camino para erradicar de las escuelas de América Latina este tipo de violencia es mejorar el conocimiento público sobre los efectos dañinos de la discriminación, y dotar a los maestros, padres, niños y niñas de las habilidades necesarias para identificar los riesgos y denunciar los incidentes".

"Lo que tenemos que plantearnos como objetivo primario es ofrecer a las víctimas un ámbito de atención y protección", dijo Miglino.

Asimismo, el estudio presenta conclusiones importantes. "Un tercio de los encuestados piensa que el bullying es algo normal, y que por ello no informó a nadie sobre su problema. La mayor parte de aquellos jóvenes que manifestaron ser víctimas de bullying dijeron haberlo sido por su apariencia física.

El bullying se atribuyó también a la orientación sexual, la creencia religiosa, el género y la nacionalidad", puntualizó Miglino.

También surgió de las encuestas que "el 25 por ciento de los encuestados dijo no saber con quién puede hablar sobre su problema".