El deporte argentino se vistió este sábado de luto por el fallecimiento del ex boxeador Remigio Daniel Molina, quien estuviera a punto de ganar una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.
El ex púgil, de 45 años, se descompensó mientras disputaba un partido informal de fútbol en el club Regatas de Concordia, Entre Ríos, su provincia natal. Molina fue trasladado al sanatorio Concordia e ingresó en terapia intensiva, pero finalmente falleció cerca de las 19.

Lo mejor de la carrera de Molina se vio en su etapa de amateur,
cuando estuvo a punto de obtener una medalla de bronce en los Juegos de Barcelona, en los que finalmente cayó en la pelea decisiva ante el marroquí Mohammed Achik, según consigna el sitio local El Entre Ríos.

Su récord en 47 peleas como profesional es el de 38 victorias (14 por nocaut), ocho derrotas y un empate. Entre otros, enfrentó a boxeadores de la talla de Naseem Hamed y Erik Morales.