Una vez más, un posible caso de dopaje sacude al deporte mundial, sobre todo teniendo en cuenta la envergadura de algunos nombres que integran la lista de deportistas supuestamente involucrados en controles antidoping positivos que dio a conocer un grupo de piratas informáticos en las últimas horas.
El grupo de hackers conocido como "Fancy Bears" publicó una serie de archivos que evidenciarían el dopaje de algunos campeones olímpicos de varios países durantes los últimos Juegos de Río de Janeiro.

El nombre más resonante, sin dudas, es el del tenista ex Nº1 del mundo Rafael Nadal, sospechoso por uso de betametasona. Según los piratas, la información proviene de la base de datos de la Agencia Mundial Antidopaje.

Pero además, entre tantos otros nombres de diferentes países, surgieron dos nombres muy conocidos por estas tierras: Lucas Rey y Facundo Callioni, integrantes de la Selección argentina de hockey masculino que se quedó con la medalla de oro en Brasil.

Según la información, la sustancia que le encontraron a Rey fue triamcinolona (un esteroide para tratar infecciones en la piel), mientras que a Callioni también le habrían encontrado betametasona (otro esteoride inmunosupresor y antiinflamatorio).