El Gobierno, la CGT y los empresarios llegaron a un acuerdo en la mesa de diálogo tripartito: un bono que tendrá como piso $2000. Los empresarios negociarán con su sector el pago de un bono extraordinario para fin de año.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció este miércoles que empresarios y trabajadores negociarán la aplicación de un bono de fin de año con la "base de referencia" de 2 mil pesos, luego de la reunión de la Mesa por la Producción y el Trabajo.

Las partes "abrirán una negociación por sector para el pago de un bono extraordinario para fin de año, de suma no remunerativa y como referencia base un monto de 2 mil pesos por trabajador", indicó Peña.

En conferencia de prensa desde Casa Rosada, el ministro coordinador sostuvo que el Gobierno buscará "institucionalizar el diálogo para la producción y el trabajo, con al menos los actores presentes".

Embed
En ese sentido, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca aseguró que será el Ministerio de Modernización el que analice la posibilidad de entregar un bono a los empleados del sector público nacional; y manifestó que el Ejecutivo "respeta la autonomía" de las provincias y, por lo tanto, no le impondrá el pago del mismo "a ninguna jurisdicción".

Además consideró que con la instrumentación de un bono se hace "innecesaria" la realización de un paro por parte del Sindicato de Bancarios; y sostuvo que la CGT "da la posibilidad" a través de este acuerdo de "definir un bono que permita cerrar el año 2016", por lo que "en caso de que avance, el motivo del paro en los próximos días es innecesario".