El grupo de trabajo de la ONU que analizaba la detención de Milagro Sala en Jujuy apenas asumido el gobernador Gerardo Morales determinó que no existen elementos legales para justificar su prisión preventiva y exigió su "inmediata liberación".
El Grupo de Trabajo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre la detención Milagro Sala determinó este viernes que dicha medida adoptada a poco de asumir el gobierno de Jujuy Gerardo Morales "es arbitraria" y en consecuencia solicitó "al gobierno de la República Argentina liberarla de inmediato".

De acuerdo con ese cuerpo que viene analizando la polémica detención de la líder de la Tupac Amaru, hubo un entramado de "acusaciones consecutivas" e inicio de causas judiciales para sostener su privación de libertad de manera indefinida en el tiempo.

Embed
La ONU denunció además, según consignó el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) que ampliará la información esta tarde en una conferencia de prensa prevista para las 16, que en este caso se está vulnerando la independencia judicial.

Según el CELS, "al analizar las causas judiciales por las que Sala está privada de la libertad (la ONU) concluyó que no existen elementos legales para justificar su prisión preventiva. Consideró que no se demostró que existen en este caso riesgo de fuga o de entorpecimiento de la investigación que justifiquen su privación de libertad".

Y sigue: "El Estado impidió el ejercicio del derecho de defensa de Sala por la falta de precisión y claridad de los hechos que se le imputan y por no informarle adecuadamente los delitos por los que es acusada. También entendió que Milagro Sala por su condición de parlamentaria del Mercosur contaba con fueros que impedían su detención".

El Grupo de Trabajo de la ONU entendió además que "la detención de Sala se dio como resultado del ejercicio de sus derechos humanos" y solicitó que sea liberada de manera inmediata, que se investigue la violación de sus derechos y que el Estado informe cómo va a asegurar que estos hechos no vuelvan a repetirse.

Embed
Según consigna el CELS además, "el Estado tiene la responsabilidad de cumplir con las medidas determninadas por el Grupo de Trabajo de la ONU".

La conformación del grupo de trabajo se originó tras la denuncia internacional presentada por Amnistía Internacional, el CELS y la organización Abogados Y Abogadas Del NOA En Derechos Humanos Y Estudios Sociales (ANDHES) en febrero pasado luego de la detención de Sala. El trámite incluyó sucesivas presentaciones por parte de estas organizaciones y del Estado argentino.

Embed