El Gobierno autorizó este martes el envío de personal militar y de seguridad a Colombia para participar del proceso de paz que impulsa el presidente Juan Manuel Santos en ese país.

Por un lado, el Gobierno enviará monitores y técnicos para acelerar el desminado de zonas rurales dominadas hasta hace poco por las FARC. Por otro, enviará militares y civiles a la "misión política" que tiene el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tras el acuerdo de paz firmado por el gobierno colombiano y la Organización Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC-EP).

Embed

Uno de los objetivos será vigilar y verificar "la dejación de las armas y el cese del fuego y de las hostilidades bilateral y definitivo". Así, lo había anticipado el presidente, Mauricio Macri, cuando participó de la firma del acuerdo de paz en la sede gubernamental de Nariño.

"Autorízase la salida del territorio nacional de medios, personal militar, de seguridad y vinculado a la colaboración humanitaria y social, destinados a cumplir con el eventual requerimiento por la Organización de las Naciones Unidas, para participar en el proceso de paz, acordado entre el gobierno de la República de Colombia y la Organización Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC-EP), por el término de tres (3) años, a partir del día 3 de octubre de dos mil dieciséis, ello conforme a la información detallada en el Anexo I que pasa a formar parte de la presente ley", reza el texto publicado en el Boletín Oficial.

Embed