Lejos de las luces y los escenarios, la banda que lidera Axl Rose mostró su lado más humano y se sumó a la campaña para terminar con las carreras de galgos en el país.
Llenan estadios completos, revolucionan cada país que visitan y su regreso a los escenarios se convirtió en uno de los sucesos más importantes a nivel musical en 2016. Pero lejos de las luces, Guns N´Roses mostró su lado más humano al comprometerse con una causa que se ocupa de los más débiles: los galgos.

Tras sus shows multitudinarios en Rosario y Buenos Aires, la banda liderada por Axl Rose se puso en contacto con la asociación "S.O.S Galgos de Zárate" para conocer la lucha que lleva desde hace años contra las carreras de galgos. Además, expresaron su solidaridad con la causa y no dudaron en firmar el petitorio que busca ponerle fin a esta despiadada práctica que ser repite en cada punto del país.

"S.O.S. Galgos de Zárate" es una asociación sin fines de lucro que se encarga de rescatar del infierno a los perros que son descartados por quienes lucran con las carreras de galgos. En muchos casos, son quienes les devuelven la vida a esos animales que se encuentran al borde de la muerte por el maltrato y el abandono de sus inescrupulosos dueños.

Embed
Desde hace tiempo, reclaman que el Congreso apruebe un proyecto para prohibir las carreras de galgos en todo el país y, así, evitar que los animales sean explotados con el único fin de que sus dueños se llenen los bolsillos de dinero.

Guns N´Roses conoció la asociación a través de las redes sociales y los músicos quisieron conocer a los integrantes de esta ONG e interiorizarse de la labor que hacen a diario.

"El lunes al mediodía tuvimos un llamado totalmente inesperado... Nos dicen que Guns N´Roses también está en contra de las carreras de perros y habían firmado la petición en change.org ", escribió la asociación en su página de Facebook.

El baterista original de la banda, Steve Adler, quiso conocer a Tango, uno de los galgos rescatados y pidió que lo llevaran al hotel donde se alojaba. Pero no fue fácil. Es que Tango tenía en su cuerpo y en su cabeza los rastros del maltrato al que fue sometido.

steven-carreras-de-galgos2.jpg
"Tango se pone muy ansioso y se angustia cuando hay mucha gente y más aún si es desconocida para él. Se babea y no puede evitarlo. Tango le contó a Steven todo su pesar y su sufrimiento. Steven escuchó atentamente y con lágrimas en los ojos le regaló un sin fin de besos y caricias, secó su cara y le decía palabras bellas", relataron desde la ONG.

La imagen del músico y el perro emocionó a todos en el hotel Four Season. Tango movía la cola tímidamente, Steve lo abrazaba y le hablaba al oído. Todo era puro y sincero amor.


La visita de Guns N´Roses no sólo dejó un sacudón de nostalgia en los miles de fanáticos que vieron sus recitales, también dejó un ejemplo de solidaridad en esta causa tan noble que es digna de ser imitadas por quienes tiene que aprobar el proyecto en el Congreso.