Nuevos documentos demostrarían que el piloto no cumplió varios requisitos y que, luego de una discusión con una funcionaria del aeropuerto, el avión no debió haber despegado.
Después del fatal accidente del avión de la empresa LaMia que dejó 71 personas muertas y que transportaba al equipo de fútbol brasileño Chapecoense, apareció un nuevo documento de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana), en el que una funcionaria de esa entidad boliviana recomendaba cambiar el plan de vuelo de la aeronave.

De manera exclusiva ámbito.com accedió del Plan de Vuelo (el documento que se debe presentar antes del despegue) del LaMia que se estrelló en el cerro El Gordo donde puede demostrarse que el piloto no cumplió varios requisitos y que, luego de una discusión con una funcionaria del aeropuerto, el avión no debió haber despegado.

Plan de vuelo
Allí se observa en el ítem "Destination" que Miguel Quiroga, quien completa el formulario por parte de la empresa, ubica la sigla "SKRG" que es en terminología aeronáutica la que corresponde al aeropuerto José María Córdoba de la ciudad de Medellín. En el mismo plan de vuelo presenta como alternativa a "SKBO" es decir el aeropuerto El Dorado, de la ciudad de Bogotá, no mencionando además una segunda alternativa como pide dicho trámite. Entre ambas terminales existe una distancia unas 175 millas náuticas, algo más de 300 km de distancia, ubicándose Bogotá al sureste de Medellín.

Simplemente con observar este Plan de Vuelo, se advierte que el combustible a emplear está al límite operativo de la aeronave RJ85, que el fabricante estipula cerca de los 3 mil kilómetros de autonomía, hablando siempre en condiciones normales de meteorología y de tránsito con el siguiente agravante: las normas aeronáuticas sostienen que además del destino y la alternativa se debe contar con combustible suficiente para 30 minutos adicionales aparte del segundo aeropuerto.

Seguí leyendo en
Ámbito.com