-

Arrestaron a un cirujano mientras se operaba a sí mismo para alargar su pene

08 de diciembre de 2016

Carlos Gustavo Arzuza es un médico mendocino que había operado una mujer y murió luego de ser sometida a una lipoaspiración e implante de glúteos.

El cirujano acusado por la muerte de una mujer a la que operó para colocarle un implante de glúteos fue detenido hoy en la misma clínica clandestina de la capital mendocina, en la que fue sorprendido por la policía mientras se operaba a sí mismo para alargar su pene.

Carlos Gustavo Arzuza, de 48 años, es un cirujano mendocino que ayer había operado una mujer que murió luego de ser sometida a una lipoaspiración e implante de glúteos.
Carlos Gustavo Azuza
Carlos Gustavo Azuza, el cirujano detenido por presunta mala praxis
Carlos Gustavo Azuza, el cirujano detenido por presunta mala praxis
Luego de la autopsia de la mujer, la fiscal Claudia Ríos que investiga su muerte allanó la clínica clandestina en la que Arzuza operaba y lo sorprendió mientras se sometía a sí mismo a una cirugía de alargamiento peneano.
Arzuza fue detenido y trasladado al hospital Central de la capital mendocina, distante a media cuadra de la clínica.
Embed
El mismo cirujano había sido investigado en 2013 por otro caso de mala praxis en el que un empresario falleció luego de una cirugía estética debido a la anestesia.

En Vivo