Axel Marazzi
Axel Marazzi
Para muchas personas puede parecer un chiste hablar del Counter-Strike, el FIFA o el League of Legends como deportes electrónicos, pero la realidad es que cada vez se expande más esta disciplina en todo el mundo con números millonarios y jóvenes que se convierten en verdaderas estrellas por ganar partidas y torneos.
El promedio de edad de los jugadores profesionales de deportes electrónicos, o eSports como se los conoce en todo el mundo, es 21 años. A los 27 o 28 ya están grandes para retirarse y convertirse en entrenadores o managers. Si su carrera la hicieron bien, pueden tener varios millones en el bolsillo.

"Los chicos cobran un sueldo mensual y después se reparten el 50% de los premios de los diferentes torneos que pueden llegar a los US$11 millones. Un jugador importante debe estar ganando US$160 mil por año sin contar las campañas, patrocinadores personales y márketing en general", explica Roberto Borrego, managing director de ESWS, consultora estratégica focalizada en el fenómeno los eSports.

Embed
Gaming houses

Los chicos profesionales viven todos juntos, entrenan nada menos que 8 horas por día, tienen psicólogos disponibles todo el tiempo para poder eliminar posibles presiones que tengan por los torneos y una alimentación perfecta para poder rendir al máximo como si se trataran de los Messi de los deportes electrónicos. Las casas donde viven se denominan "Gaming houses".

"Las gaming house son departamentos muy grandes donde están los chicos de varios equipos en donde están jugando todo el día tanto con PCs como con consolas", explica Borrego.

"Entrenando 8 horas diarias donde tienen la visita de un nutricionista para que se alimenten adecuadamente para estar en óptimas condiciones, psicólogos para soportar la presión de los torneos, un business development que se encargan de buscar patrocinios y un CEO general que regentea las 4 o 5 gaming houses que pueden tener", agrega.

Cloud 9.mp4
"Es complicado que un equipo argentino pueda triunfar porque compite con personas que están 8 horas delante de la computadora entrenando. Acá tienen que ir a la facultad o estudiar y trabajar. Como mucho se puede jugar 2 o 3 horas. Es complicado ganarle a gente que vive para eso", asevera.

En todo el mundo los eSports cada vez se expanden más. Cada vez hay más canales de deportes que cubren partidos importantes, que pasan un resumen de las mejores jugadas en diferentes videojuegos y expertos que las comentan. "A medida que tenés diferentes medios de comunicación mostrando temas relacionados a la comunidad gaming todo va creciendo mucho más", asegura el experto de ESWS.

Borrego recordó que desde hace un tiempo el grupo "Turner, en Estados Unidos, transmite un campeonato de League of Legends y uno de Counter Strike por televisión y les va bien".

¿Qué falta en la Argentina?

Las condiciones que hacen falta para que en un país comiencen a haber jugadores profesionales son varias, pero la principal es que haya torneos que tengan grandes premios para que los ganadores puedan vivir, al menos un tiempo, de ellos.

"Acá es bastante relativo porque los torneos que se hicieron son muy básicos. Tenés torneos de US$10.000 como máximo que es imposible para poder desarrollar equipos. La única manera que haya gamers profesionales es que haya torneos con grandes premios y ese torneo haberlo anclado a un medio de comunicación que lo muestren en todo el mundo", comenta Borrego.

Sea como sea, el futuro es prometedor, ya que ya se creó la Asociación Argentina de Deportes Electrónicos y, según Borrego, "en un año y medio o dos" se van a ver torneos con mayor cantidad de dinero y posibilidades. "Cuando pase eso la fama de los videojuegos como deporte y trabajo se van a dar de manera natural", agrega.

World Finals.mp4
El fútbol y los eSports

Cada vez se pueden ver más equipos de fútbol famosos, como el Beşiktaş, el Valencia, el Santos de Brasil o incluso River, entre muchos otros, tener equipos oficiales de deportes electrónicos.
¿Por qué? Porque quieren capturar a la audiencia joven que puede llegar a los más de 30 millones de espectadores en la final de un torneo.

River está siguiendo una tendencia. El escenario del fútbol tiene el mismo problemas que otros. No entra gente joven a la cancha. Los chicos en vez de ver el partido de fútbol ven otra cosa. Salvo los grandes eventos, como la Champions League, los chicos no ven los partidos. Entonces la gente de marketing de los clubes se dio cuenta que este contenido es contenido que llama a los chicos y empezaron a crear franquicias para buscar audiencia", declara el managing director de ESWS.

"Lo que necesitamos es la bisagra entre los dos mundos. Es una movida inteligente por parte de los clubes", aseguró.