En la práctica matutina de este martes, los dos defensores se trenzaron a golpes de puño y tuvieron que ser separados. Ambos abandonaron el campo ante el enojo de Guillermo Barros Schelotto.
El central y el lateral integraban el mismo equipo en el táctico dispuesto por el entrenador en la cancha número 3 del complejo Pedro Pompilio cuando se tomaron a golpes de puño hasta ser separados por sus compañeros.

Piñas en Boca.mp4
Luego de la orden del enajenado DT, los dos jugadores se fueron de la práctica acompañados. Allí se pudo ver a Insaurralde con su remera rota producto de la gresca.

Boca tenía previsto trabajar a puertas cerradas, pero en el trascurso de la jornada Barros Schelotto autorizó el ingreso de la prensa en los 20 minutos finales.

Insaurralde, que en 2010 también se había peleado con Jesús Méndez durante una práctica en La Bombonera, marchó al vestuario por uno de los pasillos contiguos a la cancha, acompañado del kinesiólogo Leandro Bechakian.

Por su parte, Silva fue retirado por el preparador físico Javier Valdecantos rumbo a la zona del gimnasio, por la cancha 2 de césped sintético.