El jefe de la barra brava de Tristán Suárez, conocido como "El Karma", se escapó de la seccional de Ezeiza, pero se entregó a las 10 horas luego de recibir un llamado de su abogado.
La fuga fue de película: en medio de la noche, una camioneta blanca lo estaba esperando en las afueras de la seccional 6ta de Canning en Ezeiza. El hombre estaba a punto de ser trasladado a Sierra Chica y había sido denunciado en varias oportunidades por aprietes a los policías.
Embed
Todo salió como esperaba y "El Karma", jefe de la barra brava de Tristán Suárez, logró salir del penal. Lo que no sabía y se enteró horas después es que estaba a punto de conseguir la libertad condicional.
"¿Qué hiciste gil? En tres meses salías", le habría dicho su abogado en una conversación telefónica. A las diez horas de haberse escapado, El Karma se entregó.
Embed
Por la fuga, los cuatro policías que estaban a cargo de la custodia de la seccional quedaron detenidos y están siendo investigados por la fiscal María Garrido, quien intenta determinar si su participación en la fuga fue de forma culposa, es decir por inacción, o intencional (dolosa).