La CIMA advirtió que "durante el periodo enero-abril de 2017 ingresaron 4.349.000 más productos de marroquinería respecto al mismo periodo del 2016.
La Cámara Industrial de las Manufacturas del Cuero y Afines (CIMA) expresó este sábado su "preocupación" por el aumento del 47,5 por ciento de las importaciones, registrado durante el primer cuatrimestre de 2017.

A través de un comunicado, la CIMA advirtió que "durante el periodo enero-abril de 2017 ingresaron 4.349.000 más productos de marroquinería respecto al mismo periodo del 2016, lo que significa un aumento del orden del 47,5 por ciento más en unidades". En este sentido, la entidad especificó que pese a ello, "el incremento medido en moneda extranjera (en dólares) fue solo del 12 por ciento".

Embed
"Esto quiere decir que, a pesar de haber aumentado casi un 50 por ciento en unidades, lo declarado en dólares por los importadores fue solo del 12 por ciento, un porcentaje muchísimo menor", apuntó.

Además, "se observa una maniobra de subfacturación por parte de los importadores, que perjudica no sólo al sector marroquinero nacional, sino también al Estado que deja de percibir recaudación y recursos".
El presidente de CIMA, Ariel AGuilar, indicó que "si solamente se analiza la importación de artículos de cuero, el panorama es mucho más grave ya que las importaciones para el mismo periodo fueron de un 707 ciento más, es decir 1.260.000 unidades".

Por último, explicó que "este aumento se da en un contexto de caída del consumo del orden del 25 a 30 por ciento en los locales que comercializan los productos fabricados por el sector".

"Un nuevo incremento en las importaciones es una muy mala noticia para un sector que durante el año 2016 perdió más de 1.000 puestos de trabajo y sufrió el cierre de 39 unidades productivas. Si la cosa no cambia no vamos a poder mantener nuestras empresas y los puestos de trabajo que generan", finalizó.