La joven de 17 años está desaparecida desde el sábado pasado. Un vecino de la familia se encuentra detenido mientras se realizan los rastrillajes. Policías, bomberos, personal de la fiscalía y peritos trabajan en el lugar en busca de alguna nueva pista.
Daiana Garnica desapareció el sábado 6 de mayo a las 17 en Alderetes, luego de que saliera a hacer unas compras con un vecino.

El sábado por la tarde, Daiana tomaba mate con su madre en su casa del asentamiento Julio Abraham, Alderetes, cuando le llegó un mensaje de Darío Suárez, un vecino, quien le pidió que lo acompañara a hacer unas compras, pero que no les dijera nada a sus padres. Ella, sin embargo, les avisó y se fue con él.

Daiana Garnica desaparecida
Daiana Garnica
Daiana Garnica
Llegó la noche y Daiana no apareció. Su familia se preocupó. Cuando vieron a Suárez, lo increparon, pero él les dijo que no sabía nada. Esa misma noche decidieron hacer la denuncia y ayer detuvieron a Suárez como el principal sospechoso de la desaparición de la joven de 17 años, según publicó el diario La Gaceta.

Este martes, la policía se centró en desarmar dos hornos de ladrillo ante la sospecha de que la Garnica podría haber sido arrojada allí. Es por eso que desde muy temprano, junto a los bomberos, personal de la fiscalía y peritos, trabaja en el lugar en busca de alguna nueva pista.

Según informaron fuentes de la Justicia, ya no habrá más rastrillajes en la zona. Los policías se concentraron en un predio de unas siete hectáreas en la zona de El Corte, en Alderetes. Allí se encuentra la cortada de ladrillos donde trabaja el principal sospechoso, Suárez. Algunos testigos dijeron que lo vieron rondar por el lugar el sábado por la tarde "quemando cosas".

Horno de ladrillos
<p>Buscan a Daiana Garnica en un horno de ladrillos</p><p></p>

Buscan a Daiana Garnica en un horno de ladrillos

En tanto, una cuñada del Suárez contó comentó que lo vio el sábado en la moto, junto a otro hombre. "Vino 'Sapo' recién bañado y cambiado. Volvieron a salir y Darío le dijo a mi mamá que lo espere en la cortada", relató la mujer. Y aclaró que "Darío trabaja en la cortada y debía pasar la noche allí "quemando el tabique", por eso le había pedido a su suegra que lo acompañara.

Al ver que el barrio estaba convulsionado y todas las acusaciones estaban dirigidas a él, Suárez se presentó en la comisaría y quedó detenido. Por la noche, la Policía allanó su casa y detuvieron a tres personas más: la pareja del hombre, una prima y la madre de la mujer. Los investigadores temían que el sospechoso haya asesinado a la Daiana y haya quemado sus restos en el horno de la cortada. También sospechaban que las tres mujeres lo estaban encubriendo.