El equipo de Luis Enrique sufrió para ganarle 4-2 al modesto Eibar en el Camp Nou, aunque no le alcanza por el triunfo del Real Madrid ante el Málaga. Lionel Messi hizo dos goles y erró un penal, todo en el segundo tiempo.

Embed
El conjunto culé tuvo un muy flojo partido y terminó dándolo vuelta en el final, ya que arrancó perdiendo 2 a 0 gracias a los goles del japonés Takashi Inui. En el segundo tiempo llegaría la remontada gracias a los tantos de Junca, en contra, Messi (en dos ocasiones) y el uruguayo Luis Suárez.

Pese al triunfo, Barcelona no pudo festejar un nuevo título, ya que debía esperar un traspié del Real Madrid ante el Málaga, algo que finalmente no sucedió (fue 2 a 0 para los Merengues). De esta forma, los culés terminaron la Liga con 90 puntos, a 3 de su clásico rival y nuevo campeón.

Embed