El accidente ocurrió el sábado pasado en la localidad cordobesa de Laboulaye. La menor, de 9 años, había sido trasladada al hospital de esa ciudad y este martes presentó muerte cerebral.
Una niña, de 9 años, presenta muerte cerebral luego de haberse ahogado con una semilla de girasol en el sur de la provincia de Córdoba.

El accidente se produjo en la vivienda de la menor, en la localidad de Laboulaye, el pasado sábado. La pequeña fue trasladada hacia el hospital de esa ciudad, donde este martes se constató que presenta un cuadro irreversible.

"Recién me confirman que no tiene actividad cerebral. Es una gran tristeza. Se hizo todo lo posible con el apoyo de la terapia de Río Cuarto, pero no se pudo. Sufrió una bronco aspiración. Comió una semilla, en lugar de írsele para el estómago o de expulsarla, se le fue por las vías respiratorias, fue una fatalidad", señaló el director del hospital de Laboulaye, Walter Accotto.

Embed
Y agregó: "Al ingresar la paciente por la falta de aire pensamos que era un cuadro asmático, un bronco espasmo. Como no respondía a los minutos le pusimos asistencia respiratoria y ahí la familia contó que estaba comiendo esas famosas pepas de girasol. Fue muy severo, muy agudo el cuadro".

Según indicaron familiares, la pequeña, de nombre Melania, estaba comiendo y jugando cuando se ahogó con una semilla de girasol de las que se venden empaquetadas como snack. Fue llevada de inmediato al hospital Ramón Cárcano de Laboulaye el sábado por la tarde.

La niña iba a ser trasladada esa misma noche a Río Cuarto, con la idea de hacerle una bronco fibroscopía, pero apenas salieron con la ambulancia, hizo un paro cardíaco, por lo que debieron retornar al hospital de Laboulaye para estabilizarla.

"Cuando se la trasladó a Río Cuarto, como estaba bajo efectos de tanta medicación no podíamos hacer una valoración neurológica pero este lunes le diagnosticaron muerte cerebral", confirmó el director.

Accotto indicó que los casos de broncoaspiración con semillas no son habituales pero cuando suelen ocurrir tienen una mortalidad elevada, debido al cuadro inflamatorio que generan. En Laboulaye el caso causó gran consternación, los vecinos se organizaron cadenas de oración y solidarias para ayudar a la familia de la nena.

Según trascendió, familiares de la menor decidieron donar los órganos.