La hermana de Claudia Schaefer, la mujer que murió apuñalada a manos de Fernando Farré en el marco de un divorcio conflictivo en 2015, declaró en los tribunales de San Isidro. "Le tenía pánico", aseguró.
En el juicio que se lleva a cabo en los Tribunales de San Isidro por el brutal femicidio de Claudia Schaefer a manos de Fernando Farré, este jueves declaró la hermana de la víctima, Sandra Schaefer, quien quedó con la tutela de los tres hijos del matrimonio.
Durante su declaración, Sandra aseguró en el juicio que Claudia "le tenía pánico" a su marido Fernando Farré y que, después de haberlo denunciado por violencia de género le dijo: "Esto no me lo va a perdonar nunca".
Embed
En la jornada de este miércoles, ocho testigos coincidieron en que Farré era violento y que ejerció violencia verbal y psicológica sobre la víctima.
En tanto, la defensa del acusado,encabezada por Adrián Tenca, intentó instalar la idea de una supuesta infidelidad de la víctima y que eso, habría provocado la reacción del acusado.
De esta manera el abogado defensor les preguntó a algunos testigos sobre distintas conversaciones de WhatsApp con el objetivo de probar una presunta relación entre la mujer y un tal "Sebastián".
El letrado interrogó a Pablo Luis Deutsefeld respecto a si sabía sobre una relación con un compañero de trabajo pero éste respondió que no.
Embed
Tenca persistió en su hipótesis y le mostró unos mensajes enviados entre junio y julio de 2015 en el que él y Claudia hablaban de "Sebastián" y en los que ella le contó que habían salido un fin de semana y hasta llegó a decir que la "alegraba".
El hecho ocurrió el 21 de agosto de 2015, cuando Schaefer fue junto a su abogado a la casa de fin de semana que el matrimonio alquilaba en el country Martindale para retirar sus pertenencias.
El encuentro se realizó en el marco de un conflictivo divorcio que incluía una denuncia de la víctima en la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia y una exclusión de hogar del imputado del domicilio que compartían en el barrio porteño de Recoleta.
Cuando Schaefer fue al vestidor de la casa a retirar su ropa, Farré entró detrás de ella, cerró la puerta con llave y la atacó con dos cuchillos que previamente sacó de la cocina en forma simultánea.
La autopsia determinó que Farré le ocasionó con golpes y los cuchillos un total de 74 lesiones, y que la causa de la muerte fue el degüello que le hizo de espaldas con cortes que afectaron las tres cuartas partes de la circunferencia del cuello.