El hombre, de 48 años, atropelló con su camioneta a fieles que acababan de terminar sus oraciones en la mezquita de Finsbury Park. El momento de su detención quedó registrado en un video.
Los testigos del ataque terrorista cometido en una mezquita de Londres contaron que el supuesto atacante gritaba que iba a "matar a todos los musulmanes", antes de ser reducido por la gente que estaba junto al templo.

El supuesto terrorista, de 48 años, arrolló en la madrugada de este lunes con una furgoneta a fieles que acababan de terminar sus oraciones en la mezquita de Finsbury Park, en el norte de la capital británica.

El detenido en Finsbury Park Quiero matar a todos los musulm
En el incidente, diez víctimas resultaron heridas y un hombre murió. No obstante, la Policía de Londres debe aún establecer si ese fallecimiento está directamente vinculado al atentado, pues al parecer esa persona ya recibía primeros auxilios cuando el vehículo empezó a atropellar a los peatones.

detencion sospechoso londres.flv
Según la declaración de un hombre, recogida por medios locales, el sospechoso empezó a gritar "voy a matar a todos los musulmanes" antes de que una avalancha de ciudadanos lograra inmovilizarlo en el suelo.

ataque mezquita londres
Una camioneta atropelló a musulmanes en Londres
Una camioneta atropelló a musulmanes en Londres
Ese testigo, Abdulrahman Saleh Alamoudi, indicó que se encontraba junto con un grupo de fieles que acababan de terminar de rezar y que, en ese momento, ayudaban a un anciano que "se había caído", quizás a causa del calor, cuando la furgoneta del agresor se dirigió hacia ellos.

"Se nos vino encima esta furgoneta grande. Creo que al menos diez personas resultaron heridas y afortunadamente, yo me las apañé para escapar", afirmó.

Embed
"Entonces, el tipo salió del furgón y lo agarré. Estaba gritando: 'Voy a matar a todos los musulmanes, voy a matar a todos los musulmanes'. Al tiempo que iba dando puñetazos", relató. Cuando lograron reducirle, según esta versión, el hombre pidió que le "mataran".

Otro testigo presencial, Abdikadar Warfa, contó cómo él ayudó a detener al sospechoso mientras sus amigos socorrían a otras víctimas que resultaron heridas.

"Vi a un hombre bajo la furgoneta, que estaba sangrando y mi amigo me dijo que había que levantar el vehículo. Yo estaba ocupado con el tipo que había intentado escapar", dijo.