*

- 07 de diciembre de 2012 - 00:09

La Ciudad y el Gran Buenos Aires, otra vez inundados

Las zonas más afectadas fueron Palermo y Belgrano, en la Capital, y varios distritos del Conurbano. Los accesos y egresos colapsaron. No funcionaron las líneas A, C y D del subte, al igual que los trenes Mitre, Urquiza y Sarmiento. Hubo vuelos demorados.
Por las intensas lluvias que cayeron en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires durante todo el día varias zonas resultaron este jueves por la tarde inundadas. Los barrios porteños más afectados fueron Palermo y Belgrano, mientras que en el Conurbano, los partidos de Avellaneda y Quilmes presentaron anegaciones en numerosas calles.

En la Ciudad, cayó en sólo una hora 112 milímetros de agua, informó el gobierno porteño. En el resto de los barrios, durante el día se acumularon: en Colegiales (157 mm.), Palermo (150), Recoleta (123)  Boedo (111), Villa Ortúzar (110) Mataderos (70)  Lugano (64) y Parque Avellaneda (56).

Los principales puntos de acceso y egreso se colapsaron y la autopista Panamerica fue de las más afectadas.
Esa vía rápida se inundó en varias zonas, por lo que el tránsito fue demorado y los automóviles quedaron atascados por el agua, mientras que en la autopista Buenos Aires-La Plata hubo cierre de algunas bajadas en cercanías de la capital bonaerense.

A raíz de la situación, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, presidió el comité de emergencia  en la sede comunal y se dirigió a recorrer las zonas inundadas, entre ellas Cabildo y Blanco Encalada, completamente desbordada por el agua.

En esa intersección, varios automóviles quedaron atascados por el agua, que llegó hasta la altura de las ventanillas, y efectivos policiales ataron una soga de vereda a vereda para que los peatones puedieran cruzar la calle. Allí, el agua acumulada alcanzó un metro de altura y algunas personas se desplazaron en botes.

La Ciudad movilizó más de 200 efectivos y medio centenar de unidades móviles de las direcciones de Defensa Civil, Logística y la Guardia de Auxilio, entre otras dependencias, para asistir a los vecinos por las consecuencias del temporal.

Las inundaciones hicieron que varios comercios de Belgrano colocaran sus compuertas para tratar de que el agua no ingrese a los locales, algo que finalmente no pudieron impedir.

En Quilmes, donde hubo complicaciones en la zona de la ribera, el bombero Raúl Pavón dijo que a raíz del temporal una escuela fue evacuada, se quemaron transformadores, hubo cables caídos y un automóvil cayó en un pozo, por lo que debieron rescatar a sus ocupantes.

En Avellaneda, el agua llegó a la cintura a los peatones en la avenida Pavón, en cercanías de la estación ferroviaria.

      Calles anegadas en la Ciudad

Los ramales del subte A, C y D, con excepción de la línea B, que circuló entre las estaciones de
Leandro N. Alem y Angel Gallardo, se encontraron interrumpidos a raíz de las fuertes lluvias caídas en las últimas horas. Las líneas E y H no tuvieron problemas.

Asimismo, la línea Mitre del ferrocarril no funcionó en los ramales Retiro-José León Suárez, al igual que la Urquiza y el Sarmiento por la acumulación de agua en las vías. Además, varios semáforos dejaron de operar en la Ciudad.

Los vuelos también se vieron afectados por la tormenta y en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery se registraron demoras. La lluvia provocó anegamientos en la zona de remodelación del aeroparque, dijeron pasajeros.

A ello se sumaron los cortes producidos en los pasos bajo nivel de las calles Salguero, en Almagro; y Yatay, en Caballito, así como el desmoramiento del puente Monroe.

Otras Relaciones

Video Relacionado

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota