Después de una serie electrizante, la Lepra ganó 10-9 (fue 0 a 0 en los 90 minutos de juego) y se metió entre los cuatro mejores de América. Boca, eliminado y sin consuelo.
Newell´s Old Boys hizo historia y derrotó a Boca Juniors en una infartante definición con tiros desde el punto penal y avanzó a semifinales de la Copa Libertadores de América. El equipo rosarino venció 10-9 en una larga serie de penales, tras el empate sin goles en ambos partidos, y ahora jugará la semifinal del torneo continental.

      Embed

Luego del empate cero en el encuentro de ida jugado en La Bombonera, el Xeneize sabía que un gol obligaría a su rival a conseguir dos para dar vuelta la historia, aunque su idea desde el arranque mismo fue la de esperar a ver qué proponía la Lepra.

El local, en tanto, tomó las riendas y tomó el dominio del partido desde el primer minuto. Apelando como de costumbre en los equipos de Gerardo Martino, al juego asociado y sin "rifar" el balón, fue metiendo a su rival contra su campo.

Sin embargo, pese a esa casi abrumadora superioridad en cuanto a tenencia del balón, a Newell's le costó y mucho generar alguna chance de peligro, algo que ya había mostrado en el partido de ida.

Con Maxi Rodríguez como arma ofensiva principal, la Lepra llegaba casi sin resistencia hasta tres cuartos de cancha, pero ahí mostraba una falta de recursos para definir que hizo que Boca no sufra sobresalto alguno en esa primera mitad.

Seguramente, mucho tuvo que ver en esto la floja actuación de Ignacio Scocco, goleador del local y del Torneo Final, a quien le costó mucho entrar en juego y que, cuando tuvo la pelota en los pies, se mostró llamativamente impreciso.

Del lado de Boca, las intermitencias de Juan Román Riquelme no le permitían al equipo de Carlos Bianchi hacerse de la pelota, y tampoco Walter Erviti se puso el traje de armador, por lo que, salvo alguna patriada de Juan Sánchez Miño, el Xeneize tampoco inquietó en la primera parte.

Ya en el segundo tiempo, el comienzo mostró un partido bastante distinto. El visitante se paró más adelante e intentó jugar de igual a igual, en un lapso de 15 minutos que fue lo mejor del encuentro para Boca.

En esos minutos, contó con dos chances clarísimas para marcar ese tanto que prácticamente definiría la serie, pero primero Milton Casco, tras un cabezazo de Blandi, y luego el palo derecho, tras otro cabezazo del delantero luego de una gran jugada de Riquelme, le negaron la chance de romper el cero.

Para colmo, inmediatamente, Clemente Rodríguez cometió el infantil error de pechear a Germán Delfino en una protesta y vio la roja, por lo que dejó a su equipo con uno menos y ya no hubo más nada que hacer: Bianchi sacó a Blandi, puso a Zárate y el Xeneize tendría que aguantar los embates de la Lepra durante los más de 25 minutos que le quedaban al encuentro.

Con Boca plantado casi dentro de su área con Riquelme como única referencia de ataque, Newell's volvió a tener el dominio del campo y del balón y, una vez más, comenzó a mostrar serias falencias para generar peligro.

Diego Mateo probó con una remate de afuera que se fue muy cerca ante la falta de conexión en la última línea ofensiva mostrada por la Lepra, que no encontraba el camino para vulnerar a la cada vez más cerrada defensa xeneize.

Por eso, a pesar de que pasaron los minutos, Newell's no encontró la forma, Boca hizo negocio y todo se definió en los penales, que terminarón convirtiéndose en un verdadero parto para ambas parcialidades, en la la Lepra terminó festejando para meterse entre los cuatro mejores de América.

Para Boca, todo es resignación. Eliminado de la Copa Argentina, anteúltimo en el Torneo Final e imposibilitado de repetir la final obtenida el año pasado, el equipo de Bianchi deberá barajar y dar de nuevo para intentar salir de un momento muy duro en lo anímico y en lo futbolístico.


Definición desde el punto penal

Convirtieron para Newell's: Scocco(2), Vergini (2), Rodríguez(2), Casco, Tonso, Bernardi y Guzmán. Cáceres y Orzán desviaron sus remates, mientras que Orion (BJ) le contuvo su penal a Urruti.

Convirtieron para Boca: Pérez (2), Martínez, Somoza, Orion, R.Rodríguez, Erbes, Marín y Riquelme. Caruzzo y Zárate desviaron sus remates, en tanto que Guzmán (NOB) le contuvo los envíos a Riquelme y a Martínez.

      Embed